Ami2 ha definido dos áreas de investigación y desarrollo complementarias: la interacción Persona/Ordenador y la incorporación de inteligencia al contexto o ambiente en el que se produce esa interacción.

Interacción

Con el objetivo de desarrollar lenguajes y herramientas de definición de requisitos y metodologías de elaboración de las soluciones para lograr la automatización de los procesos de construcción de software (y hardware) con los que interactúan usuarios. Para ello se realizarán proyectos reales con el fin de desarrollar hipótesis de trabajo y verificar empíricamente sus resultados. A partir de los conocimientos adquiridos, se buscará la creación de productos comerciales de ingeniería del software que permitan definir y crear soluciones electrónicas entendibles, manejables, eficientes y que cubran tanto las necesidades como las expectativas de los usuarios.

 

Inteligencia ambiental

Nombre con el que se define el campo de investigación que persigue la integración del ordenador en el contexto de sus usuarios. El ordenador no está exactamente inapercibido, como una caja negra, sino que es parte de una herramienta del entorno del usuario. Para ello hemos definido dos actuaciones:

  • Llevar la comunicación de los seres humanos y los ordenadores más allá del paradigma pantalla + teclado + ratón incorporando sensores -como micrófonos, cámaras, detectores de movimiento o infrarrojos- y actuadores oportunos -como altavoces, luces o mensajes- para profundizar en el diálogo, tanto verbal como gestual con los usuarios.
    Por ejemplo, combinar los servicios de banca telefónica que utilizan unidades de reconocimiento de voz y de sintetización de voz con los que ofrece tradicionalmente un cajero para así establecer una comunicación audio-visual más eficaz y sencilla.
  • Dotar de inteligencia al contexto en el que se desenvuelve el usuario. El servicio se ofrece teniendo en cuenta condiciones del contexto en el que se realiza -por ejemplo un diálogo previo, unas pautas de conducta, valores de factores biométricos, la hora y el día o la luz ambiental- permitiendo que las condiciones de uso y las actuaciones previas o hábitos de uso tengan influencia en las opciones y decisiones posteriores.
    Siguiendo con el ejemplo anterior, el sistema no sólo me identifica al introducir la tarjeta, sino que me reconoce y me recuerda ofreciéndome primero los servicios que suelo usar.
      Tecnología
 
Ambiental Inteligence & Interaction ® 2011 I info@ami2.net